El trabajador es un esclavo que labora por comida

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

De engañoso califica el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), el ajuste del salario mínimo el cual pasa de Bs. 15.051 a Bs. 22.576 a partir del primero de septiembre y el ticket alimentario de Bs. 18.585 a Bs. 42.480, frente a una galopante inflación y escasez. Asimismo afirman que estos anuncios traerán más desempleo al golpear duramente el poco aparato productivo que queda.

Yeanett Piñango, directiva del Inaesin, explicó que todo aumento de sueldos y salarios, sin estabilización de precios y reactivación del aparato productivo es inflacionario y empobrece al pueblo, resaltando que son aprobados de forma unilateral y violatoria del derecho de los trabajadores por un Gobierno que no respeta la dignidad del ser humano.

-Estas alzas terminan no siendo reales, ante la presencia de la una devaluación galopante agravada por una escasez de alimentos, medicinas  artículos de higiene y  limpieza más el pretendido espejismo de un ingreso suficiente, lo que traerá más temprano que tarde es miserables condiciones de vida y la más alta tasa de  desempleo- precisó.

Piñango afirmó que actualmente más de dos terceras partes del ingreso laboral no generan antigüedad y no computa para vacaciones, utilidades o aguinaldos ni prestaciones sociales, el bono de alimentación no es  un complemento del sueldo ahora lo sustituye.

-Esto transforma a los trabajadores en una especie de esclavos, donde se les paga la jornada con comida. Violentando así el carácter progresivo de los derechos laborales, significando un retroceso a épocas feudales-.aseguró.

Agregó que estos anuncios deprimen aún más al poco aparato productivo que aún queda, no haciendo cálculo alguno sobre su incidencia en la inflación y siguiendo así con el cierre de pequeñas y medianas empresas.

-Muchas de ellas ya no pueden soportar la carga de estos aumentos de sueldos al no tener flujo de caja, esto termina de destruir lo que queda del empresariado privado del país. Sin empresas no hay empleos-, indicó.

Advierten que lo que es impone es rescatar el poder adquisitivo de la moneda, ya que estamos en presencia de una megadevaluación, señalando que los sindicatos tienen que jugar un papel protagonista.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios