Arquidiocesana: “Perdón cristiano”

Mons.  Antonio José López Castillo Arzobispo de Barquisimeto |

“Yo en cambio les digo: amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian” (Mt 5,44).

El ser humano tiende algunas veces más a la violencia y a la venganza. Cristo nos invita a la amistad, por eso nos dice, conocerán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros, (Jn 13,35). El Señor quiere que ese amor, no solo llegue a los amigos, a los que  nos hacen el bien, sino también a los que nos odian, a los que nos hacen mal. Esto solo se puede hacer desde la gracia, desde la sabiduría que viene de Dios, opuesto al pensamiento y acción de un mundo sin Dios. Frente al pecado Dios se presenta como Dios de ternura, lento a la ira, rico en misericordia. (Ex 3,7).

Dios no quiere la muerte del pecador, sino quiere su conversión y es que el Señor perdona al que se arrepiente, Sal. 103,3. Dios es un Dios de perdón y de misericordia.

Cristo, dice, no he venido a buscar a los justos, sino a los pecadores. (Mc. 2,17). Jesucristo es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. (Jn. 1,29). Perdona a tu prójimo la injuria y tus pecados, por tus plegarias, te serán perdonados (Ecle. 28,2-5). El que no odia y perdona vive en paz

Es más, en el Padre nuestro, decimos: perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; el perdonar no es por miedo, como algún pensador, pudo expresar, como actitud de sumisión. No es así, sino que por fe y amor, se comprende al que arrepentido, reconoce sus errores; porque el que no tenga pecado que, lance la primera piedra; ya que el odio, la venganza destruye,  pero el amor en  perdón construye y fortalece. El perdón no va contra los derechos humanos, ya que se tiene derecho a la defensa, a la no aceptación, pero para educar, corregir, pero no para aniquilar.

El perdón nos recuerda, que casi siempre que se comete un error, es por ignorancia, debilidad, angustia, o malos entendidos; el perdón en amor, une, y crea fraternidad.

El perdón, no es pasividad, ni sinvergüenzura, es cuidar la hermandad, con dignidad; lo que llevará a la felicidad, en la familia y en la sociedad. Recordemos las palabras del Señor: porque si ustedes aman a los que les aman ¿qué méritos tendrán?

S.S Papa Francisco

 

La guerra empieza

en el corazón y Dios nos pedirá cuentas

a todos

 

VATICANO, 16 Feb. 17 /(ACI).- El Papa Francisco centró la homilía de la Misa en la guerra, que no solo se da entre poderosos y países, sino que empieza en el corazón de cada uno, en las familias o el trabajo y aseguró que Dios pedirá cuentas a todos los hombres.

“La guerra empieza en el corazón del hombre, comienza en casa, en las familias, entre amigos y después va más allá, a todo el mundo”.

“La Palabra del Señor es clara: ‘De la sangre vuestra, o sea de vuestra vida, yo pediré cuentas..”.

“Hoy en el mundo hay derramamiento de sangre. Hoy el mundo está en guerra. Muchos hermanos y hermanas mueren, también inocentes, porque los grandes, los poderosos, quieren un pedazo más de tierra, quieren un poco más de poder o quieren hacer un poco más de ganancias con el tráfico de armas”

“La declaración de guerra empieza aquí, en cada uno de nosotros. Por eso la pregunta: ¿Cómo cuido yo la paz en mi corazón, en mi intimidad, en mi familia?”, cuestionó. “Custodiar la paz, no solo custodiar: hacerla con las manos, artesanalmente, todos los días. Y así lograremos hacerla en todo el mundo”.

“Que el Señor nos dé la gracia de poder decir: ‘Ha terminado la guerra’ y lloremos. Ha terminado la guerra en mi corazón, ha terminado la guerra en mi familia, ha terminado la guerra en mi barrio, ha terminado la guerra en el puesto de trabajo, ha terminado la guerra en el mundo.

Evangelio

Mateo (5,38-48): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pero yo os digo: no hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también el manto; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas. Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo” Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto» Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesus.

Itinerario de la visita No. 161 de la imagen de la Divina Pastora

Febrero

19 al 21… Maria Madre de Cristo…… Car. 11 entre calles 3 y 4. Barrio Bolívar

21 al 23… San Juan Bosco…… Car. 4 Barrio Jacinto Lara

23 al 24… Resurrección del Señor…… Sector norte, calle principal. Barrio el Coriano II

24 al 25… Padre Pio de Pietrelcina…… Prados de Occidente. Av Florencio Jimenez

25 al 27… Ntra Sra de la Candelaria…… Calle 1 Cerritos Blancos

27 al 28… Santísima Trinidad…… Calle 10 entre Carreras 4 y 5. Pueblo Nuevo

28 al 01… Ntra Sra de las Américas…… Calle 23 Sector Piedras Blancas

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios