Extrabases 24-02-2017

Alfonso Saer |

ES un tema para discernir, disentir, asentir y discurrir. Ron Manfred acaba de convertir en algo automático el boleto intencional. Cuatro malas solo con los dedos del mánager. Ahora los escopeteros no corren el riesgo de tirar un wild que los haga perder el juego, engañar al bateador y lanzar por el medio luego de pedir el catcher la bola afuera, ni se podrá ganar con un batazo ante un envío desviado -y nervioso- que se acerque mucho al plato. Resulta que el boleto será expreso. No digerimos la modificación… NI modo, no nos gusta en absoluto. Le quita esencia y expectativa al béisbol. Resulta, para Manfred, que los juegos se retardan mucho por una o dos transferencias intencionales, a razón de un minuto cada uno, si es que las hay. El Comisionado se lanza en una impopular decisión. Ojalá no se le ocurra acortar los partidos a siete innings o que cada entrada sea de dos outs en vez de tres. En ambos casos aligeraría los encuentros de pelota, si es lo que pretende a toda costa. Comenzó su tarea de recortar el tiempo de acción con aquello que provoca menor tardanza… HAY muchas cosas que podrían pasar por su mente. Es rigurosamente cierto que los compromisos de cuatro y hasta cinco horas son agotadores, tediosos, indudablemente hostigantes para los aficionados. Pero el boleto intencional no tiene la culpa. Los cambios son constantes en todo, hasta inevitables y necesarios. Este, a todo trance, no nos gusta. Quita el margen de error humano, primario en todo juego. En USA Today Sports pueden deleitarse con imágenes de batazos y wilds al entregarse estos pases de cortesía.

 

A propósito de las bases intencionales y el afán de disminuir el tiempo de juego, Joe Girardi va más allá. Insinúa que el béisbol pudiera implementar, como en la NFL (fútbol americano), los auriculares. Los bateadores no recibirían señas sino instrucciones verbales. El mánager y coach de pitcheo transmitirían sus indicaciones al lanzador a través del micrófono, evitando el viaje al montículo. Vean por donde van las cosas. Eso sería, en todo caso, más efectivo. En la temporada pasada de Grandes Ligas hubo un boleto intencional cada 2,5 juegos. O sea, la modificación de Manfred es de lo más insignificante… OJALÁ lleguen a buen término los anuncios del gobernador Henry Falcón, el martes en el estadio “Antonio Herrera”. El paseo de las glorias deportivas, el museo del deporte, transformar la Corpahuaico en un colorido escenario que sirva de esparcimiento en esa zona de parques, estadios y gimnasios. Si algo tiene el progresista funcionario es su afinidad e inclinación por estas actividades, hoy más necesarias que nunca ante el avance furioso de la delincuencia… A Falcón se lo vio entusiasmado al dirigirse a la concurrencia en la plazoleta del estadio beisbolero, inminente objeto de refacciones, maquillajes y construcciones para la próxima Serie del Caribe en febrero del 2018. Y eso de rendir homenaje, retrotraer vivencias y hacer justicia con quienes alguna vez nos llenaron de satisfacciones y preseas, es algo que siempre ha requerido la olvidadiza Venezuela de los deportes.

 

SI no fue la peor, aquella sentencia de Jim Joyce el 2 de junio de 2010 puede ser la más recordada de la historia.  No decidió ningún juego pero evitó una hazaña con dos out en el noveno inning. Privó del juego perfecto al estupefacto Armando Galarraga, como todos los presentes y televidentes, absorto por la privada. Joyce se retira con esa mácula involuntaria. Para mala suerte suya -y de Galarraga- no había desafíos de video… VÍCTOR Martínez puso el dedo sobre la herida. O pulsó la tecla adecuada. Sus declaraciones en El Nacional afloran una verdad que nadie asume públicamente. Los peloteros no llegan en la forma física requerida y anhelada al Clásico Mundial de Béisbol. Sugiere adelantar los entrenamientos primaverales pero ello conllevaría a gastos extras que los equipos seguramente no querrán asumir. El CMB es una buena idea porque se trata de la única competencia peloteril profesional entre naciones, aunque muchas de ellas tengan en sus nóminas extranjeros a granel y, además, no se pueda contar a numerosas estrellas del espectáculo. Por eso se puede esperar cualquier resultado… ANOTE primero. El Tour de Grandes Ligas para julio venidero lo llevará a Chicago y Atlanta con juegos entre Chisox, Seattle, Bravos y los Cachorros, campeones del mundo. Detalles y buenos precios por el 0251-2551874… GUSTAVO Molina arriba hoy a los 35. Anteriormente de Magallanes, Caribes y Aragua, llegó a Lara por la agencia libre, fue suplente efectivo de Manuel Piña, y titular con creces al final del campeonato. Su .289 más 15 empujadas en 76 turnos -aparte de su gran conducción de los pitchers- así lo certifican.

 

CARLOS González meterá en sus cuentas bancarias veinte millones de los verdes estadounidenses en este 2017. Es su último año del convenio con los Rockies de Colorado. A los 31 de edad busca el pacto mayor de su carrera y en la casa de los rocallosos no hay comentarios al respecto. Viene de empujar 100 con .298 de average. Seguramente pretenderá un arreglo por cuatro o cinco zafras y una cantidad cercana a los cien palos. Su tendencia a las lesiones estorba para un entendimiento de grandes proporciones… LA convención anual de la LVBP será en Barquisimeto a mediados de mayo. Temas de alta temperatura surgen desde ya. El asunto álgido del estadio para Caracas y La Guaira asoma como apertura de la agenda en las sesiones a efectuarse en la capital larense. Esa papa caliente caerá en manos del nuevo presidente Juan José Ávila… QUEBRANTADOS. Rubén Mijares y Carlos Guillermo Ortega, íconos del quehacer periodístico en los deportes, batallan por librarse de serias afecciones. Ambos, maestros de alto aprecio, son objeto de nuestras peticiones para que repongan cuanto antes la vitalidad… EL arreglo del alumbrado en el estadio “Antonio Herrera” surge como la principal tarea hacia la Serie del Caribe. La brillantez del evento depende mucho de la que tengamos en el terreno. En los jardines hay tinieblas… LA Confederación del Caribe tendrá su plenaria en Barquisimeto a mediados de julio. Obviamente será para darle toques organizativos al clásico de febrero 2018.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios