En Las Velas temen por nuevas inundaciones

En Las Velas, municipio Peña, concretamente en el sector Barrio Nuevo, sus habitantes están preocupados por la cercanía de la temporada de invierno pues recuerdan las dificultades que algunas familias confrontaron el año pasado.
Quienes residen en las inmediaciones de los dos bucos que cruzan el poblado, saben que cuando llueve fuertemente lo que baja de la parte alta es un torrente incontenible de agua que se sale de los canales e invade viviendas y escuelas.
“Aquí cuando llueve fuerte lo que baja es un volcán de agua que se nos mete en las casas, tumba paredes y todo lo que encuentre a su paso”, dijo Dilcia Cárdenas, una de las vecinas.
“A mí me tumbó una pared y nadie se ha preocupado por reponerla y el caso es que el peligro sigue porque están haciendo unos trabajos que no resuelven el problema”, expresó su hermana Yajaira.
Explicaron que una contratista de Pdvsa llegó hace unos seis meses para canalizar o embaular el buco pero consideran los vecinos que la tubería que colocaron es insuficiente para el caudal de agua que baja de la parte alta.
“Además de que llevan mucho tiempo en eso, lo que están haciendo no servirá de mucho y tememos que con el primer aguacerito el agua se nos volverá a meter a las casas”, dijo Dilcia Cárdenas.
Señaló algunas viviendas cercanas afectadas el año pasado, una de las cuales fue abandonada por sus dueños ante el temor de que nuevamente resulten inundados.
Igualmente se quejaron de que sin haber terminado la obra en ese sitio, la contratista pasó a otro y temen que tampoco terminen antes de que comiencen las lluvias.
El segundo buco pasa al lado de la escuela de Barrio Nuevo de Las Velas, institución que también ha sufrido por inundaciones.
“Esos tubitos que colocaron ahí no son suficientes para el agua que pasa por aquí”, dijo Carmelo Alfinge, otro vecino.
Además, los trabajos se limitaron a la colocación de dos tubos de concreto, pero se desconoce si la contratista embaulará la quebrada o buco hasta la parte baja a fin de evitar que las aguas se salgan del cauce e inunden la escuela.
“Esperemos que esos trabajos sean suficientes para que no vuelva a pasar como el año pasado, que se inundó la escuela”, dijo Cruz Castell, del personal de la institución.
Pero Dilcia Cárdenas no tiene esa confianza pues cree que debe canalizarse mejor el buco, no sólo debajo de la calle.
Además, se quejó de que la contratista, al abrir la zanja, rompió el tubo matriz de aguas blancas y por esa causa desde la semana pasada están sin el líquido vital.
Dijo que no permitirán el cierre de la zanja hasta tanto no repongan el tubo roto.
Extraoficialmente se conoció que esto último no ha sido posible debido a que la contratista ha tenido dificultades para conseguir un tubo similar al que fue roto.
Por otra parte, Cárdenas denunció la excesiva velocidad que desarrollan los vehículos de la ruta comunal, poniendo en peligro, no sólo a los usuarios sino también a otros pues ya han incurrido en choques por los cuales no responden sus conductores.

Fotos: Luis Salazar

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios