Venezolanos sobreviven a los apagones con prácticas de la Edad Media #28Mar

José Escalona / @josemaes7 | Cortesía |

Con la llegada de la revolución socialista, Venezuela retrocedió a la civilización occidental comprendida entre el siglo V y el XV. En esa época las mujeres se dirigían a los ríos a recolectar agua para saciar la sed, los hombres cortaban árboles secos para aparejar una fogata, poder cocinar y no pasar la noche en penumbra.

Desde hace 20 años, el país más rico de Sudamérica, entró en un gran declive. Los servicios públicos cada vez se fueron deteriorando llegando al punto de quiebre. Venezuela, le quedó grande al “comandante supremo” Hugo Chávez y a su heredero Nicolás Maduro.

La falta de mantenimiento, la desprofesionalización, centralización, burocratización y la pésima asesoría extranjera en el direccionamiento de las inversiones en estos servicios, ha tirado y pisoteado la dignidad del venezolano.

Durante los dos apagones más extensos en la historia del país, considerados la tragedia más profunda en el hemisferio occidental, los ciudadanos pusieron a prueba su supervivencia. Les tocó resguardarse en sus hogares para protegerse de la inseguridad galopante y de la oscuridad. Se cocinaba con la poca agua que había y se cenaba a la luz de las velas. Ante la ausencia de la electricidad, ver las estrellas y pensar en voz alta, es considerada el mejor pasatiempos.

Lea también: La tortura de los venezolanos: vivir a merced de los racionamientos eléctricos https://www.elimpulso.com/2019/03/28/la-tortura-de-los-venezolanos-vivir-a-merced-de-los-racionamientos-electricos-28mar/

Nadie se resigna a morir de sed. Las interrupciones eléctricas obligan a los venezolanos y hasta algunos funcionarios militares, a recolectar el vital líquido, pese a su nivel de contaminación, del río Guaire en Caracas, y en Barquisimeto, del río Turbio.

Los cartones son utilizados como ventiladores y algunos residuos de papeles bañados en kerosene son usados para cocinar y espantar zancudos. A pesar de la tecnología, las comunicaciones son restringidas. El internet brilla por su ausencia. Los teléfonos y tabletas se mantienen apagados por varios días, algunos encienden su vehículo y logran alimentar su batería, pero otros se ven obligados a trasladarse a centro comerciales para cargar sus teléfonos y dar señales de vida.

Lea también: Apagones en Venezuela: ¿De quién es la culpa? https://www.elimpulso.com/2019/03/28/apagones-en-venezuela-de-quien-es-la-culpa-28mar/

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios