Politólogo Yosbert Vásquez: Rescatar la institucionalidad es el primer paso

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Archivo |
Freddy Guevara gestures after taking the oath as Vice president of the National Assembly, on his right is Julio Borges new president, of the National Assembly at the National Assembly in Caracas, Venezuela, Thursday, Jan. 5, 2017. The opposition-controlled National Assembly opens a new session with Borges taken over Henry Ramos Allup as new parliamentary president. (AP Photo/Ariana Cubillos)

El pasado jueves quedó instalada la nueva directiva de la Asamblea Nacional encabezada por Julio Borges del partido Primero Justicia.

La nueva directiva de la AN tiene a Freddy Guevara (VP) en la primera vicepresidencia y a Dennis Fernández (AD) en la segunda vicepresidencia. José Ignacio Guédez es el secretario y José Luis Cartaya el subsecretario.

La jefatura de la fracción de la Unidad corresponde a Stalin González (UNT) mientras que la subjefatura recayó en Teodoro Campos.

Al respecto el politólogo Yosbert Vásquez opina que pese a todo pronóstico quedó demostrada la institucionalidad que rodea a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Resulta contradictorio que la bancada oficialista mencione que la AN se encuentra en desacato pero al mismo tiempo el parlamento cumple con el procedimiento administrativo debido para su instalación.

En cuanto al perfil de la AN hoy en día Vásquez señala que el cambio es abismal por tanto que Henri Ramos Allup se caracterizó por la confrontación y por cambios nada sistemáticos ni paulatinos, por el contrario, radicales, con un discurso muy bien estructurado, que apelaba más a las emociones y procuraba aludir al adversario para ganar terreno político, lo cual en términos estratégicos, es bastante inteligente.

Añade que el perfil de la AN presidida por Julio Borges pareciera más metodológico, que aplica la técnica parlamentaria, buscando la solución de los conflictos a través de las discusiones propias de un parlamento mediante un discurso bastante moderado.

-Es un discurso que describe los escenarios y la realidad con la intención de concientizar no solamente a los políticos sino también a la ciudadanía. Durante la instalación vimos como José Ignacio Guédez y Freddy Guevara, luego de la intervención de Borges, expresaron el qué hacer. Como táctica política resultó inteligente porque Borges apeló más al hecho histórico mientras que los otros actores aterrizaron a la gente con el discurso.

Vásquez sostiene que esta nueva AN parece mucho más sistemática a fin de capitalizar algunos objetivos, sobre todo en un año electoral, lo cual es muy importante.

Indica que el parlamento, en su mayoría opositor, no ha logrado ciertos cambios estructurales y funcionales debido a que la MUD no ha podido “tropicalizar” esa victoria.

-Hay una mayoría que no ha podido impulsar un cambio sustancial. Pareciera que Julio Borges con todo su equipo sí va a tratar de aterrizar esa victoria con un discurso y una acción coordinada.

La perspectivas de Vásquez para este período parlamentario pudieran concretarse en un cronograma bien definido, sin embargo, aún la ciudadanía no conoce la agenda parlamentaria, que pudiera ser la primera tarea pendiente de la AN.

“Está muy bien el discurso y la instalación pero qué pasará entonces hoy mismo, qué hacen nuestros diputados, qué están haciendo los diputados de Lara, por ejemplo. El no conocer la agenda parlamentaria puede tener dos lecturas: 1) no se le quiere dar ventaja al oficialismo o 2) esta nueva directiva pudiera tener una agenda que no conocemos y por principios estratégicos no muestra”.

De la manera que sea es preciso comunicar qué van a hacer los parlamentarios. Es importante el cronograma parlamentario así como las agendas de los diputados.

-Esa es una deuda que tiene la AN porque no conocemos los logros de los diputados. Este año por cierto deben presentar un informe de gestión.

Respecto a otras tareas pendientes el politólogo señala que lo primero que debe procurar el parlamento es rescatar la institucionalidad y la división de los poderes por que la Asamblea Nacional no puede ser solo el espacio donde se debaten temas partidistas.

-Con el rescate de la institucionalidad y la separación de los poderes cada cual podrá tener su función, esa debe ser incluso, por norma, ley y principios democráticos, la primera acción que debe tomar la AN.

Por otra parte, otro de los temas importantes tiene que ver con el cumplimiento de los acuerdos que se tomaron en la mesa de diálogo.

A su juicio, el parlamento es justamente donde se discute, donde se conversa y se llegan a acuerdos que luego van a ser aplicados por el resto de las instituciones públicas en cualquiera de los niveles de gobierno.

-Cómo es que nosotros estamos en una Mesa de Diálogo y la Asamblea Nacional no le hace un monitoreo, un seguimiento a los acuerdos que se tomaron.

En ese sentido el entrevistado reiteró que es muy importante lo que los parlamentarios puedan hacer para asegurar la ejecución de tales acuerdos. Esos son los principios básicos que la cámara debe establecerse para el ejercicio fiscal 2017 porque el resto de las cosas son sine qua non.

-Temas como la elección del CNE, magistrados, entre otros, no se lograrán si no se rescata en primer orden la institucionalidad. Ese es el primer paso que debe dar la Asamblea Nacional.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios