El rincón de los miércoles 27/07/2016

Luis Rodríguez Moreno |

I

En Venezuela no solamente hay déficit de fiscales en el manejo de la economía y de otros recursos necesarios para la población. Existe un déficit de democracia que tiene que ver con las libertades públicas, confiscadas hace mucho tiempo por el gobierno. Una democracia no permite de ninguna manera presos políticos o de conciencia, acepta la disidencia y el libre juego de las ideas, la diversidad de pensamiento y acción apegada a las leyes de cada país. La democracia, quizás por su enorme amplitud filosófica, no puede evitar que minorías radicales se organicen en procura de aplicar sistemas contrarios a los principios básicos de la libertad absoluta, por lo cual apela a la Justicia para dirimir cualquier controversia que la ponga en peligro. No es la democracia un sistema perfecto, pero si perfectible, la mejor respuesta para satisfacer los anhelos del pueblo al cual está obligado a servir. Los países que practican lo que suele llamarse democracia total brindan a sus ciudadanos la enorme posibilidad de crecer en lo social, en lo económico y en lo político hasta alcanzar el estado de bienestar, y se convierten casi siempre en los líderes de sus respectivas regiones. Venezuela vivió un gran momento cuando adoptó la democracia como sistema, pero no supimos cómo cuidarla y fortalecerla y se permitió la llegada de ideologías fracasadas responsables hoy de la grave crisis que agobia a todos.

II

¡EL SHOW!: ¿Saben que el aeropuerto de Funchal llevará el nombre de Cristiano Ronaldo por decisión del alcalde y de los ciudadanos de la isla donde nació el astro del Real Madrid e integrante de la selección de Portugal, campeona de la Eurocopa?. Como no puede ser de otra manera, Ronaldo es el orgullo de todos en su país, especialmente de Funchal… ÍDOLO: Ha nacido una nueva figura en el planetilla de Tauro. Es peruano y se llama Andrés Roca Rey, un chaval de apenas 19 años que surge como heredero de las glorias de quienes han pasado a la historia como las más grandes figuras de la fiesta. Los cronistas ya no encuentran suficientes adjetivos para calificar a Roca Rey en cada una de sus presentaciones. Nada más el domingo abrió la Puerta Grande llevándose los máximos trofeos en Roque del Mar, a plaza llena. Junto a José Tomás, Roca Rey es ahora mismo el que pone el cartelito de “No hay billetes” cada vez que aparece en los carteles. Suponemos que los empresarios de las principales ferias de Venezuela están pensando cómo ponerlo en sus programas. Su apoderado es el ex torero José Antonio Campuzano… ¡TANGO! Este jueves, en la capilla del Museo de Barquisimeto tendremos una conversación sobre el tango, con la participación de un grupo de invitados de los organizadores del VII Encuentro tanguero que se realiza en la ciudad. Vamos a hablar del nacimiento y la evolución del género, sus intérpretes y de una cultura latinoamericana que se enganchó hace más de 100 años a un ritmo que sigue cautivando a todos por igual. A las 5 de la tarde.

III

Dos mensajes se publicaron en la fecha aniversario del Libertador Simón Bolívar: una del ministro Vladimir Padrino y otra de Henry Ramos Allup. Ambas hacen referencia al héroe, pero una, la del presidente de la Asamblea Nacional pone el acento en la grave crisis institucional por la cual atraviesa nuestro país por culpa, precisamente, de los responsables del desastre nacional. La otra está llena de lugares comunes, e intenta, sin lograrlo, por supuesto, reivindicar al Difunto Eterno y obvia el nombre del almirante José Padilla, vencedor de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo hace 193 años. Padilla no era venezolano. Había nacido en Río Hacha, Colombia, y para él no hubo ninguna palabra para destacar su gesta. Muchos tuvieron la sensación, por ausencia del titular, que estaba discurseando Nicolás. Percepciones, como dicen algunos.

IV

Las ciudades venezolanas han perdido todo el esplendor que pudieron haber tenido hace 20 o 30 años. Caracas, por ejemplo, al cumplir 449 años de haber sido fundada, se ha convertido en una capital sombría, hostil, intransitable. Igual sucede con Maracaibo, Valencia y Barquisimeto, donde la calidad de vida de los ciudadanos es un reflejo exacto de la crisis social y política de un país atrapado en una vergonzosa etapa de su historia. Faltaría mucho espacio para señalar la tragedia urbana de nuestras ciudades, pero las muestras están a la vista de todos. Cuando falta apenas un año para cumplirse los 450 años de la fundación de la capital venezolana nos invade el recuerdo de su grandeza, cuando era la envidia de una Latinoamérica que intentaba insertarse en la modernidad de esos tiempos. “Tierra de leyenda, de bravos guerreros”, como dice el pasodoble que Alfredo Sadel le compuso a la desconocida Caracas de hoy.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios