FOTOS: La Mavare entregó su música a la patrona

Marlyn Silva | Fotos: Karen Paradas |

Anoche, después de la eucaristía donde se encomendó a la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), la Orquesta Mavare tuvo una espectadora de lujo: la Divina Pastora. Como nunca había sucedido antes, las puertas de la iglesia de Santa Rosa permanecieron abiertas mientras transcurrió la décimo sexta serenata organizada por el Alma Máter.

De 17 piezas estuvo compuesto el repertorio de música tradicional venezolana elegido para esta ocasión. Ejecutaron 40 músicos entre duchos, estudiantes y profesores de Música de la UCLA dirigidos por Liubalena González y acompañados por el cantante Jonathan Acosta y la maestra Cheta Quintana.

El intérprete de música popular contemporánea nunca antes había cantado con la Mavare en la serenata anual. Debutó con los temas La negr,Barquisimet yCaroreñita mí. Haber sido invitado fue para él un “privilegio” y un “honor” que asumió con seriedad, porque implicó un nivel de preparación adicional a la de cualquier otro concierto. “Cuando se trata de la comunidad larense y la Divina Pastora uno pone el tiempo y todo el esfuerzo que sea necesario para que salga bien bonito”.

En cambio, para la maestra Cheta Quintana participar en la serenata no es extraño. Ha cantado en casi todas se siente agradecida por poder hacerlo todavía: “A mí se me ha desarrollado la fe en la Divina Pastora precisamente porqu he tenido la fortuna de tener salud, mi voz se mantiene bastante bien y yo se lo atribuyo a la Divina Pastora”.

Anoche, le cantó con su voz soprano a la Pastora de Almas, Cómo llora una estrell,María Elen yHendrin, tres de las piezas más emblemáticas de la Orquesta Mavare. Ofrendarle su talento a la Virgen lo considera “una bendición” y como tal responde al llamado de la madre María.

El concierto, dijo la vicerrectora académica y rectora encargada de la UCLA, Nelly Velásquez, formó parte del homenaje a la Pastora de Almas, pero también fue propicio para unir la oración como institución a la del pueblo, “para que este año sea de mayor ventura”.

“Realmente como universitarios tenemos un compromiso con el país y ponemos nuestras oraciones y nuestra fe en nuestra Virgen para que nos acompañe en este proceso tan difícil que nos ha tocado vivir, que no permita que dejemos la fe, ni la esperanza, ni salga el amor de nuestros corazones y que, a pesar de las dificultades que se puedan presentar, nos mantenga fortalecidos, firmes en la fe para que podamos lograr no solamente mejoras en la universidad sino para el país”, amplió la autoridad universitaria.

El tiempo dedicado por la UCLA a la Virgen no terminó con la serenata. El 14 de enero, rendirán honores a la Virgen desde el Decanato de Ciencias Económicas y Empresariales. La recibirán en ese punto con la música del ensamble del Decanato de Humanidades y Arte y de intérpretes de la comunidad universitaria como Frank Montero, además de la participación de la pastoral juvenil de esa casa de estudios.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios