Ecoanalítica: En 5.751,1% se ubica la inflación acumulada desde 2013

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

Una contracción del 24,5% ha registrado la economía venezolana desde el 2013, la inflación acumulada ha alcanzado 5.751,1% y las importaciones se han desplomado 69,9%, asegura Ecoanalítica en su último informe dado a conocer este lunes.

Advierten que pese a semejantes indicadores, la política económica no ha mostrado cambios significativos en los frentes cambiario, monetario, fiscal y regulatorio. Dicha inacción tiene origen en el sistema de captura de rentas que sirve de sostén a la coalición de Gobierno. Sistema cuyos incentivos políticos han permanecido inalterados hasta la fecha, como revelan los datos más recientes.

Señala el informe que durante el primer trimestre del presente año, el Gobierno ha optado por recortar las liquidaciones de divisas hacia el sector privado en 43,7%, a fin de liberar flujo de caja en dólares para hacer frente al pago de deuda externa denominada en bonos. En consecuencia, las importaciones han caído 29,5%, acentuando la escasez de productos básicos e incrementando la demanda en el mercado cambiario paralelo.
Las repercusiones de esta decisión serán inevitablemente negativas para el bienestar de los hogares, en tanto se traducirán en mayor inflación y privaciones de consumo.

Este contexto de mayor deterioro económico ha incrementado la tensión política y desatado una ola de protestas de calle que parecía poco probable a principios de año. Las necesidades de flujo de caja derivadas de los pagos de deuda motivaron al TSJ a emitir las sentencias Nº 155 y 156, que disuelven de facto el parlamento y autorizan al Ejecutivo a modificar directamente empresas mixtas y la Ley de Hidrocarburos. Todo ello para poder vender una participación de 10,0% sobre Petropiar a Rosneft.

Advierten que la actual ola de protestas podría generar incentivos en contra de una moderación en la monetización del déficit y de posibles alteraciones en el sistema cambiario. Situación que podría empeorar nuestros estimados de contracción económica.
El informe de Ecoanalítica señala que en el país no se han producido cambios en lo económico, por el interés que tienen algunas facciones dentro del Gobierno de mantener sus privilegios y su cuota parte en cuanto a la distribución de la renta que ingresa al país.

Dólar cerraría en 16.308/USD en 2017

Señalan los expertos que el Gobierno nacional no parece dispuesto a alterar el esquema de tipos de cambio fijos y múltiples. Explicando que el hacerlo supondría elevar el riesgo para facciones internas con poder de veto; sin embargo, la realidad no se acopla a los deseos de los hacedores de política. Los agentes, previendo mayores presiones inflacionarias derivadas del financiamiento monetario del déficit fiscal, buscan cada vez mayor cobertura en el mercado cambiario paralelo.

De hecho, algunos efectos han comenzado a manifestarse en la cotización de dicho tipo de cambio. A la fecha, su cotización promedia VEF 4.486,1/USD en los mercados de Cúcuta y el indicador dólar web, valores muy cercanos al del tipo de cambio en mesas de dinero que promedian VEF 4.750,0 /USD e incluso han llegado a los VEF 5.000,0/USD durante la presente semana. De acuerdo con estimaciones de Ecoanalítica, este tipo de cambio podría cerrar en VEF 16.308/USD en 2017. Esto contrasta con un cierre de 2016 en VEF 3.164,7/USD, luego de una moderación que prometía durar poco tiempo.

Alertan que se deben entender estas reacciones del mercado como indicador de que no se prevé un cambio estructural de la política cambiaria del Gobierno. En efecto, los anuncios recientes sobre un rediseño del sistema Dicom han sido poco alentadores. Las autoridades solo han señalado un cambio en la frecuencia de liquidaciones, sin especificar si la oferta se incrementará (a costa de Dipro) o si permitirán la flotación de la cotización resultante de las subastas.

Además, según sus estimados del flujo de caja en divisas sugieren la posibilidad de recortes aún mayores de las liquidaciones, especialmente en el segundo y tercer trimestres del año. Se prevé un déficit en divisas de USD 2.810,0 millones y USD 2.232,0 millones, respectivamente. Este hecho reforzaría las expectativas negativas de los agentes sobre disponibilidad de divisas por mecanismos oficiales y aumentaría la demanda transaccional en el mercado negro.

Estiman que el riesgo de hiperinflación y los recortes previstos sobre importaciones, en un entorno regulatorio tendente a la confiscación de bienes de capital e inventarios, han motivado a prever una caída de 4,3% del PIB a finales de 2017. Sin embargo, al considerar las presiones fiscales y monetarias derivadas de la crisis política iniciada en abril, los estimados podrían estar subestimando la contracción económica, la cual podría situarse en torno a 7,0%., revela el informe de Ecoanalítica.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios