Por falta de repuestos se está paralizando el transporte

P. S. | Foto: Archivo |

Cada día se hace más dificutoso para los usuarios poder abordar una unidad del transporte colectivo, porque ya no sólo andan como sardina en lata, sino guindados de las puertas, como consecuencia de que son pocas las busetas que están circulando porque las demás han sido paralizadas por falta de repuestos.

La situación tiende a empeorar, dice Ali Almao, presidente de la Cámara de Importadores y Distribuidores de Repuestos Automotrices del estado Lara (Cidralara), porque en el país no existe la posibilidad de fabricar piezas, ya que todas son traidas del exterior y, como todos sabemos, no hay dólares para adquirirlas.

En el país existen más de cinco millones de vehículos automotores de más de 100 modelos y marcas diversas; pero, paulatinamente, un gran número ha venido siendo paralizado porque sus dueños no consiguen los repuestos que requieren para mantenerlos activos.

La última vez que se importaron las autopartes fue en el 2015 cuando el Ejecutivo Nacional aprobó 14 millones de dólares para traer lo que se podía con esa cantidad de dinero.

Desde entonces, todas las gestiones para que el Gobierno acceda a los requerimientos planteados por los importadores han fracasado.

En estos momentos se estima que los dueños de automotores andan en la búsqueda de entre el 30 y el 40 por ciento de los repuestos que necesitan esos más de cinco millones de vehículos.

Pero, dadas las circunstancias por las cuales estamos atravesando es posible que para finales del año o comienzos del próximo la situación empeore, ya que es difícil que de aqui a entonces pueda adoptar el Gobierno la medida de entregar dólares, porque no los tiene.

Tal como están las cosas, podría llegar el momento en que se paralice el 50 por ciento de los vehículos en circulación.

Y si en estos momentos se pierde demasiado tiempo esperando una unidad colectiva, porque ésta pasa sobresaturas de pasajeros, será dificil que sean incorporadas nuevas unidades al servicio del transporte colectivo.

En Venezuela apenas se producen puerntes de cardán, tuertas y tornillos para vehículos. Las partes del motor, sin excepción, tienen que ser importadas y si no hay dólares, nada se puede hacer.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios