El reciclaje enseñado por jóvenes a las comunidades

Reciclar es una tarea que podemos realizar todos, dijo la estudiante de bachillerato, Beatriz Ceballo, perteneciente al liceo Sabana de Parra, del estado Yaracuy, en el taller de reciclaje organizado en conjunto con el Parque Zoológico y Botánico Bararida.

En la biblioteca del zoológico acudieron integrantes de las comunidades vecinas para recibir un taller de formación que contó la colaboración de la institución educativa del vecino estado, comprometidos con la preservación del ambiente.

Con recursos recolectados de sus propios domiclios, las estudiantes, enseñaron cómo reciclar plástico, aluminio, vidrio, entre otros objetos que muchas veces son arrojados al piso, dañando el entorno e ignorando los buenos resultados que pueden brotar de los desechos.

“Lo primero que deben tener claro es que la naturaleza es importante para la sobrevivir; los seres humanos deben colaborar en la recolección de los desechos, como es el caso de las botellas de plástico, las cuales tardan más tiempo en degradarse”, expuso Ceballo.

La estudiante continuó explicando que son las personas de las comunidades quienes tienen la responsabilidad de multiplicar el mensaje ecológico. De allí que la invitación estuviera orientada para reunir a los consejos comunales, responsables a la vez de todo un ámbito de vecinos.

Ponerle color a la vida

La joven recomendó a los participantes a utilizar la imaginación y creatividad para utilizar los materiales de desechos. Elaborar floreros con botellas de gaseosas, guarda lápices con cajas de cartón de medicamentos, centros de mesas con envases de vidrios, entre otros adornos pueden formarse con la ayuda de todos.

Explicó Sánchez que en su institución y escuelas vecinas, se esfuerzan en enseñar a los niños las técnicas de reciclaje para que al mismo tiempo lo comuniquen a sus padres. El éxito en la campaña estudiantil, hizo que se trasladaran hasta Barquisimeto para compartir la maravillosa experiencia de cuidar la naturaleza y espacios públicos.

Cuando vamos caminando por las aceras, dijo, podemos observar latas de refrescos o cajas amontonadas, que sirven para rediseñar por completo las áreas de las viviendas, dormitorios u oficinas.

“Mientras más tiempo dediquemos a la práctica del reciclaje, será mayor la satisfacción de evitar la contaminación de nuestro ambiente.

Es lamentable que tanto en la ciudad como las playas, por ejemplo, encontremos grandes toneladas de basura tirada por doquier. Es hora de un cambio positivo”, explicó.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios