Cúcuta se prepara para oleada migratoria venezolana ante eventual apertura de la frontera

Brian Vidal con información de PI | Foto: Archivo IMP |

La migración venezolana vuelve a tomar las carreteras colombianas con destino a cualquier país del sur, lejos de la crisis humanitaria compleja que afecta a Venezuela, aunada a la difícil situación generada por la pandemia de la COVID-19.

Sin embargo, las autoridades colombianas esperan que la migración forzosa de venezolanos aumente apenas sean abiertos los pasos fronterizos legalmente habilitados entre ambos países, pues hasta ahora hay 197.979 venezolanos viviendo en el Norte de Santander y la gran mayoría entró a Colombia por las cientos de trochas previstas por las mafias colombo venezolanas a lo largo del Río Táchira.

El alcalde de Cúcuta, Jairo Yanez, aseguró que se están preparando para controlar una eventual reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, que se daría luego de la visita que el presidente Iván Duque tiene prevista a la zona.

“La apertura de la frontera es una situación multidimensional, que obedece a varios temas. En temas micro obedece en ver cómo alrededor de 300, 400 o 500 personas se desplazan en condiciones humanitarias difíciles en las trochas, donde hay grupos ilegales. Por eso, tenemos que tener proyectos con visión de largo plazo porque la frontera va a estar ahí todo el tiempo”, dijo el alcalde de Cúcuta a El Tiempo.

Jairo Yanez considera que la parte más dramática y crítica es la falta de comunicación con la comunidad en Venezuela. “Si tuviéramos algún mecanismo que permitiera integrar una labor de coordinación entre los dos países no tendríamos mayores dificultades para que esta planeación fuera lo más acertada posible”.

La preocupación del gobierno sobre la llegada masiva si se llegara abrir la frontera es total, aseguró el alcalde de la ciudad fronteriza. “Una apertura no controlada, no planeada, y sin saber exactamente cuántos migrantes o cuánta población pendular se va a generar sería asumir un gravísimo riesgo. Sin embargo, estamos, mediante una gerencia de apertura que está liderando la alcaldía de Cúcuta, conversando semanalmente para preparar la visita del Presidente quien va a tomar la decisión de abrir la frontera y en qué condiciones. Por eso, necesitamos caracterización de la población para poder registrar de forma integral a los migrantes pendulares o no pendulares”.

El burgomaestre señaló que facilitarán la apertura a micro, pequeños, medianos y grandes empresarios. “Queremos atraerlos a invertir en Cúcuta, a través de la estrategia de las Zonas Económicas Sociales Especiales (ZESE), que permite que las empresas que se ubican en la frontera de Cúcuta puedan tener un 50% de descuento impuesto a 5 años”, señaló.

El Estado colombiano planea estrategias para integrar a los venezolanos a la fuerza productiva de la nación neogranadina a través de la banca local, que permitirá la repatriación de sus capitales y que ese sea “el punto de partida de capitales de inversión para nuevas empresas, y en la medida en que se puedan bancarizar ingresan a la economía”.

“Estamos haciendo un análisis para hacer una atención preliminar al lado de los puentes internacionales para tratar de controlar y coordinar la demanda de bienes y servicios que puede demandar esta población de forma masiva, y viendo de esta manera también cómo fortalecer la estrategia PRASS (pruebas, rastreo y aislamiento selectivo sostenible) en la zona de la frontera, para hacer pruebas rápidas que nos permitan identificar posibles personas que vengan contagiadas del virus del COVID-19, y dependiendo del número de migrantes tendremos que tener más puestos de tamizaje en la zona de frontera”, señaló el burgomaestre cucuteño.

La visita del presidente Iván Duque a la ciudad de Cúcuta está prevista para el 5 de diciembre. El alcalde aseguró que antes de la fecha no está prevista la apertura de la frontera colombo venezolana. “El presidente es la única persona que decide si se abre y en qué condiciones”.

El gobierno de Cúcuta planea la creación de la Gerencia de la Migración en la Frontera, para atender la gran cantidad de venezolanos que esperan que lleguen una vez sea abierto el paso en los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y el Unión.

“Es toda una labor de planeación estratégica para coordinar las acciones no solamente de salud, sino de transporte y logística en cada punto de contacto con Venezuela, el registro biométrico, la caracterización de la población y hacer la estructura que nos permite atender a la población venezolana. Además, en este momento tenemos un aforo muy restrictivo por la COVID-19, entonces si llegan a pasar 2.000, 3.000, 5000 o 10.000 personas al día, no tendríamos dónde atenderlas y se nos generaría un proceso bien complicado para afrontar”, detalló el alcalde Yanez.

Según el funcionario, Migración Colombia prevé que en la primera quincena del mes de diciembre esté en funcionamiento el mecanismo de identificación biométrica de la población venezolana.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios