El Rincón de los Miércoles del 28-12-16

I

La oscuridad envolvió el centro de la ciudad durante la Navidad. Quizás el alcalde no consideró prudente gastarse una millonada en estas fiestas para invertir en otros proyectos de carácter prioritario, o sencillamente que no valía la pena adornar la antigua arteria comercial por la sencilla razón de que casi nadie camina por las noches por la Avenida 20. Hace años, cuando no existía la falsa revolución que hoy administra el Estado, los comerciantes de la zona se esmeraban en colaborar con el ayuntamiento  en el embellecimiento urbano en la seguridad de atraer a un público cautivo de las compras de fin de año para lo cual mostraban vitrinas muy bien decoradas y atractivas para el peatón. Eran, si se quiere, un paseo obligado de los barquisimetanos y de quienes nos visitaban, un modelo más accesible, sostenible y amable. Comenzando el siglo XXI  llegaron a la ciudad un grupo de políticos “importados” y ocuparon sin ninguna resistencia local, las instituciones públicas para dar inicio un proyecto de destrucción urbana  teniendo como objetivo preferencial nuestra tradicional Avenida 20, una réplica en pequeño de la calle Corrientes de Buenos Aires o la Gran Vía de Madrid, salvando las distancias.  Las cuadrillas de trabajadores lo rompieron casi todo y por muchos meses con la promesa de crear un diseño diferente con la inclusión de lujosos tranvías para el transporte público y convertir a la avenida en un paseo peatonal único en su especie en Venezuela. Como sucede siempre con los gobiernos populistas, nada de eso pasó. Los comerciantes formales huyeron espantados y cerraron sus negocios  buscando opciones en el este de Barquisimeto, mientras los espacios de la 20 se cubrieron con los informales  ofreciendo hoy un lamentable aspecto físico. La noche del 24 fue silenciosa, sin el tradicional ruido de los cohetones anunciando la llegada del Niño Jesús, tampoco escuchamos la Billos Caracas Boys, invitada permanente en las reuniones familiares. Apenas uno que otro vehículo cargando el hielo en los expendios -2.500 bolívares por cada bolsa, un atraco a la medianoche. Las luces de los apartamentos se fueron desvaneciendo poco a poco y las penumbras no quisieron abrirle paso a la luz de la estrella guía de los Reyes Magos. La pequeña historia de una capital fallida en sus intentos de transformarse con el paso del tiempo en una urbe de la cual alguna vez hablamos de ella con orgullo guaro. Un triste recuerdo, una navidad más triste todavía.

II

¡TIPS!: Apenas el 60 por ciento de la población mundial está conectada a Internet, según asegura el Banco Mundial. En el 2015 esa cifra se traducía en 3.500.000.000  de personas con acceso a la autopista virtual… POTER: Los fanáticos de Harry Poter seguirán enganchados en sus aventuras si la autora de esos libros sobre el niño mago J.K. Rowling cumple sus promesas de seguir creando historias. Como Harry ya está grandecito se rumora que será padre de un chico que le sigue sus pasos. J.K., sin embargo no ha querido revelar más nada… BODA: La de Lionel  Messi con su novia Antonella Roccuzzi  el próximo año. Será en Argentina. Son padres de dos niños y han sido pareja desde hace muchos años. Pues que sigan siendo felices, como lo son ahora mismo los fanáticos de Cardenales de Lara, clasificados y con mucha opción al título del béisbol  venezolano. Han disfrutado de una gran temporada y se lo merecen… TENIS: La nueva temporada del deporte blanco tiene varias notas importantes, una de ellas, el regreso de Roger Federer a las canchas y el despido de Boris Becker como entrenador de Djokovic después de tres años de una excelente alianza. También reaparece el gran Rafa Nadal.

III

Estamos a punto de finalizar el 2016, un año terrible para el país por donde quiera mirarse. Nos hemos empobrecido de una manera brutal y a extremos no conocidos en la historia de una República que lo tenía todo para liderar la América Latina y ser una voz clara y potente en todo el planeta. La riqueza del subsuelo no sirvió para crear un desarrollo importante, sustentable y capaz de satisfacer las necesidades de un país pequeño en población. Cuando nos asomamos al siglo XXI ya Venezuela estaba enferma de un virus amenazante llamado populismo que se extendió por todas partes con un poder destructivo inédito y al parecer indetenible si los venezolanos no asumen de una vez por toda su responsabilidad para reconstruir lo que han dejado en el camino. Desearles hoy a los lectores un próspero año nuevo parece un chiste malo porque 2017 no presagia nada bueno, aunque seguimos alimentando esperanzas en volver a la normalidad con el concurso de los talentos de una Venezuela que tiene la posibilidad de regenerarse y volver a la vida que se merece.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios