El Rincón de los Miércoles 24-01-2018

El país de capa caída. No hay forma ni fórmula para cambiar las políticas que nos han provocado este gran caos. Los venezolanos han encontrado una sola vía de escape en un intento de salvarse del desastre en un éxodo que nos recuerda la gran caminata de los judíos huyendo de Egipto en busca de la tierra prometida.

Solo que Dios los acompañaba los pasos del hombre escogido como guía, mientras Venezuela todavía está a la espera de una señal liberadora de la tragedia que todos padecemos.

Cada día que pasa se torna en desesperanza, pesimismo y desánimo. El hambre y la escasez de recursos se agrava envolviendo a la Nación en una sombría burbuja alimentada por la desfachatez de personajes a los cuales solo les importa el beneficio personal y no la alegría y bienestar de sus congéneres.

A las víctimas de todo el desbarajuste solo les queda danzar alrededor de los que han convertido el país en grandes ghettos donde impera la pobreza con fatales consecuencias. Nadie parece salvarse en el maremagnun de una diáspora que lo envuelve todo a su paso y no permite deserciones no controladas.

Los falsos profetas siguen prometiendo paraísos ficticios para quienes juran fidelidad ante sus altares en rituales recurrentes, que se repiten a cada momento en sus medios controlados y asépticos, y aunque ya no tienen la credibilidad de antaño no dejan de tener efectos en aquellos de escasa conciencia política para sobreponerse a la enorme carga mediática de los mensajes transmitidos.

El Bravo Pueblo es hoy una frase hecha que sabemos de memoria, poco convincente, sin contenido real, solo para escucharla en las paradas oficiales. La rabia. Hoy tenemos un recuerdo muy especial para Pablito Chiossone, el piloto barquisimetano asesinado por grupos talibanes en el lejano Kabul, Afganistán, muy lejos de su casa paterna donde albergaban la esperanza de verlo nuevamente. Las balas asesinas lo impidieron y la intolerancia e incomprensión cobraron otra inocente víctima de los sacerdotes del odio y la criminalidad.

II

TV: Soporífera la parrilla televisiva nacional. La crisis tiene a los canales operando con programas pasados de tiempo, casi todo los “desperdicios” de seriales de poco atractivo para el televidente. En Venevisión fastidian de tanto repetir al Chavo. Para colmo los noticieros son interrumpidos para dar paso a las cadenas del gobierno. Con razón las cableras han multiplicado el número de subscriptores. El beisbol salva el desastre gracias a la calidad de las transmisiones. Excelentes profesionales se lucen en los circuitos.

A PROPÓSITO: Humberto Oropeza –Cardenales de Lara- tenía la esperanza que Barquisimeto fuera sede de la Serie del Caribe del próximo año. Creo que no podrá ser a causa de los serios problemas económicos por los cuales atraviesa nuestro país.

Se necesita, por un lado, un decidido apoyo financiero para costear los gastos de un evento de esa categoría; y por el otro, que el gobierno apruebe otros importantes recursos para esa fecha. Es mejor dejar de soñar……FERIA:- En Mérida hay un sector en desacuerdo con la celebración de la Feria del Sol. No toman en cuenta el beneficio económico que aportan a la ciudad los centenares de turistas movilizados durante la época de carnaval hasta la hermosa ciudad de nuestros andes. Alegan los partidarios del NO la inconveniencia de un festejo durante estos tiempos de crisis sin pensar en las ganancias de una ciudad requerida de una buena inyección de visitantes para fortalecer su economía doméstica. Un amigo nos recuerda que durante la guerra civil española a nadie se le ocurrió prohibir, por ejemplo, las ferias taurinas, a causa del conflicto. (Hay que pensar en positivo).

III

EL Dólar navega ya en el cosmos y el bolívar se bate en retirada dándole oportunidad a una grosera especulación que hace estragos entre la población. Vacíos los anaqueles de los supermercados con la lógica escasez de los productos más buscados por las amas de casa.

Los aumentos anunciados por el gobierno se disuelven como agua mientras los más necesitados de medicamentos sienten que se les escapa la vida sin poder remediarlo. La moneda nacional no tiene defensa y se hunde lentamente en arenas movedizas sin poder salir a flote.

En ese pantano navegan millones de venezolanos intentando alcanzar tierra firme para salvarse con la ayuda de manos solidarias….. GABY: Asi se llama una chica venezolana que se gana la vida en Chile cantando en la vía pública. La he visto en Facebook y me quedé perplejo ante su hermosa voz. La otra paisana es Dania, una chica que hace magia en España. Su habilidad con las cartas le valió el mejor reconocimiento de un reconocido programa de talentos. También está en la web asombrando al resto del mundo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios