Martini Pietri: Situación del comercio será cada día más insostenible

María Alessandra Matute | Foto: Juan Brito |

El ex presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela y actual Tesorero de Fedecámaras, Aquiles Martini Pietri, expresó su preocupación sobre las consecuencias de la medida de racionamiento eléctrico aplicada a los centros comerciales del país desde este miércoles 10 de febrero.

Advirtió que la nueva restricción, que reduce el tiempo de operatividad a una parte importante del sector comercial de bienes y servicios, profundizará la contracción de la actividad económica que ya afecta a la sociedad venezolana en general, llevándola “a una situación cada vez más insostenible”.

“La medida demuestra una vez más el fracaso que han venido siendo las políticas de inversión del gobierno, en el marco de un modelo basado en la ineficiencia. Más allá de lo que tiene que ver con el fenómeno del Niño, la realidad es que no ha mantenido los embalses del país ni ha hecho las plantas termoeléctricas que eran necesarias para aumentar la capacidad de generación energética”, opinó el empresario.

“Ahora ha obligado a los centros comerciales a abastecerse a sí mismos de electricidad o reducir su horario de operación. ¿Cómo afecta esto al comercio? Primero que nada, este sector ya se encuentra muy restringido como consecuencia de que las importaciones, que generan la mayoría de los productos que se expenden en el país, están prácticamente paralizadas. Ahora, al tener menos oportunidades de venta esta situación se agravará.

Cabe destacar que la crisis económica y cómo la ha sentido el venezolano, ha quedado evidenciada en estos carnavales cuando el tradicional éxodo hacia las playas quedó reducido en más de la mitad, lo que indica que el venezolano se ha empobrecido cada vez más, y la poca mercancía que en unos horarios reducidos puedan disponer será a unos costos que lamentablemente no puede pagar el venezolano de a pie.

¿Podemos esperar en un futuro próximo ver la disminución de la actividad comercial, que se traduce en locales vacíos y ausencia de nuevas aperturas?

Efectivamente, y es algo que ya venimos observando. La realidad es que hoy en día el comercio en general viene mostrando una caída importante, reflejada en las cifras del Banco Central de Venezuela. Ahora con estas nuevas restricciones, lo que tenemos es una tormenta perfecta de una situación que cada día se va a hacer más insostenible para todo el entorno comercial. En el caso específico de los centros comerciales, la medida va a afectar su viabilidad económica. Vale recordar que la Ley de Arrendamientos Comercial se basa en gran parte en un porcentaje de las ventas; al haber menos ventas habrá menos ingresos. Comenzaremos a ver la profundización de un deterioro generalizado.

Por otro lado, también se va a afectar también la calidad de vida de los venezolanos.

Recordemos que los centros comerciales se han convertido en una especie de plaza pública y centro de recreación del venezolano, que no sólo va a comprar, sino también en busca de un lugar relativamente seguro y de unos servicios relativamente estables.

Aportar soluciones

¿Fedecámaras ha presentado propuestas de alternativas a las políticas negativas impulsadas desde el Ejecutivo nacional?

Si. Nosotros en el directorio monitoreamos constantemente la situación del país y vemos que todos los sectores están reportando grandes caídas en su viabilidad. Obviamente, hemos hecho una y otra vez repetidas observaciones al gobierno para que rectifique en su visión empobrecedora. Sin embargo parece que no quiere darse cuenta de que fracasó, y pretende seguir haciéndonos creer que aquí no esta pasando nada. Pero sí esta pasado mucho: tenemos la inflación más grande del mundo por tercer año consecutivo, un índice de caída en el PIB impactante y una sociedad alienada por el narcotráfico, la inseguridad y la inestabilidad.

¿Han pensado en, una vez más, ejercer un papel activo y tomar una posición que obligue al Ejecutivo a rectificar, o esta posibilidad sigue siendo un tabú desde los hechos de 2002-2003?

El rol de los empresarios de un país es hacer futuro, generar riqueza, generar trabajos fijos, generar competitividad y rentabilidad. Esos conceptos no son ajenos a lo que cualquier venezolano quiere, porque todo el mundo desea vivir en un país en paz, donde podamos comprar comida sin hacer colas y tener servicios al alcance de todos, por encima de las visiones socialistas, comunistas y marxistas que el gobierno que quiere aplicar.

Más allá de los errores que se hayan cometido en el pasado y las posiciones que se hayan podido tener en un momento determinado de la historia venezolana, la realidad es que el rol de los empresarios de un país es aportar soluciones, y es lo que venimos haciendo desde hace años. La Fedecámaras de ayer no es la de hoy ni la de mañana, sino la que esta allí con un libreto muy claro.

¿Cómo se defiende este sector de los ataques de un gobierno que parece determinado a llevar a la quiebra cualquier actividad económica privada?

Con lo que nos hemos venido defendiendo: con la verdad, con trabajo y con la demostración fehaciente de que el gobierno esta equivocado. Y esto no es una hipótesis, sino que esta demostrado hoy lo que advertimos hace años: Venezuela esta sumida en una crisis económica importantísima y un caos abismal.

¿Acompaña el empresariado al sector político que ha planteado el cambio de gobierno en un lapso de seis meses como meta y única solución a la crisis económica?

Fedecámaras apoya a todas aquellas personas, del partido político que sea, que crean en la propiedad privada, que sean conscientes de que la rectificación que merece el país no es la que esta haciendo el gobierno, que simplemente no esta haciendo nada. Acompañamos a todos aquellos venezolanos que entiendan la realidad de lo que esta ocurriendo. Si es la MUD, el PSUV o el partido X, no tenemos ningún problema en absoluto en sentarnos a dialogar. Lo que pasa es que no nos llaman.

Si hay personas u organizaciones que nos oigan, y que podamos intercambiar ideas, corregir y compartir lo bueno de uno y de otros, Fedecámaras siempre estará a disposición del país para aportar las soluciones más allá de las ideologías políticas de cada quien.

¿Qué opina de la mesa de diálogo en materia económica que instaló el presidente de la República recientemente?

Es perder el tiempo, porque ya por ahí pasamos hace año y medio y no se llegó a nada. Hoy en día tampoco se va a llegar a nada, porque es una visión muy clara que tiene el gobierno de destrucción de una economía en función de un modelo centralista, marxista, socialista y comunista que no tiene ni arte ni parte en el mundo moderno.

Comentarios

Comentarios