De dos a tres personas mueren a diario de forma violenta en el estado Lara

Las expectativas que tenían los cuerpos de seguridad que hacen vida en la entidad larense, en cuanto a la reducción de la tasa de homicidios se cayó. El primer mes del año cerró con 86 muertes violentas en la región.

Comparándolo con el 2016, hubo dos víctimas más, pues el año pasado fueron 84 las muertes violentas.  La cifra de este 2017 equivale de dos a tres personas asesinadas por día y significa que se comete un crimen cada ocho horas en la región.

Según las estadísticas llevadas por el equipo de EL IMPULSO, donde se registra el nombre del fallecido, las causas y lugar de los hechos, fueron 67 los homicidios que se cometieron y se registraron 19 resistencias a la autoridad, de las cuales 16 abatidos fueron por parte del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), dos por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y uno por parte de Polilara.

De los nueve municipios que conforman la región, solo ocho fueron tocados por la violencia. En Iribarren, que es el de mayor extensión, hubo 60 víctimas y 26 en los municipios foráneos, siendo Palavecino el que sigue con 8 bajas, Jiménez con 5, Torres con 4, Crespo y Morán igualaron las cifras con tres muertes violentas, dos por Simón Planas, Urdaneta solo con un fallecido, mientras que en Andrés Eloy Blanco no se registró crimen alguno.

Entre las 85 muertes violentas hubo cinco mujeres, destacando la septuagenaria asesinada en Carora y la joven en la urbanización Rafael Caldera, así como otra jovencita en Duaca, la cual murió de forma accidental, luego de que un familiar manipulara un arma de fuego y la misma se accionara. Fueron tres adolescentes quienes cayeron en estás cifras rojas, además de un taxista, quien fue ultimado en la zona oeste de la ciudad.

Cuatro funcionarios de la Policía, dos de ellos estadales y dos Nacionales, cayeron en manos del hampa desatada en esta entidad, solo en uno de los casos existen detenidos y es por el del homicidio cometido en contra de un oficial de la PNB quien se encontraba de servició en el momento en que fue atacado en el barrio La Peña.

De igual forma se cometieron cuatro dobles homicidios, siendo de mayor relevancia donde fue asesinado un Policía del estado Lara.

De los 67 homicidios, 16 de los casos se maneja como móvil la resistencia al robo, que representa el 23, 88 % de la cifra global.

Cabe destacar que de las 86 muertes violentas registradas en Lara en 76 de los hechos, las personas murieron a consecuencia del uso de armas de fuego, cinco con armas blancas, dos personas asfixiadas y el cuerpo del profesor jubilado localizado en Pavia, que por la forma como se dieron los hechos, los investigadores saben que se trata de un homicidio, pero no se determinó la causa de su muerte porque su cuerpo está anatómicamente indeterminable, debido a que los animales extrajeron órganos fundamentales para conocer de que forma fueron producidas las heridas.

 

Un crimen político

De los crímenes de mayor relevancia en este mes de enero se encuentra el ejecutado en Quíbor población del municipio Jiménez, en contra del ex concejal por el PSUV Fray Pablo Mendoza Merlo (47), quien aparentemente tenía aspiraciones a lanzarse como candidato de la Alcaldía del municipio Andrés Eloy Blanco, además venía denunciando algunas irregularidades con la gestión del actual edil y la asignación de las bolsas del Clap.  Los familiares del hoy fallecido quien en dos oportunidades fue presidente del Concejo Municipal de dicho municipio, indicaron que se trataba de un crimen político.

 

Dados de baja

De las 19 resistencias de este mes de enero, todos los abatidos tenían un gran prontuario policial, entre las actuaciones destaca la baja de dos presuntos delincuentes, realizados en procedimientos distintos ejecutados por el Eje de Homicidios, se trata de  César Antonio Guaricuco Cuicas, alias El Cesita, presunto autor del homicidio de Mirlybeth Anaís Reverol Tovar (20), a quien decapitaron el 30 de diciembre del año pasado, y dos semanas después dieron con el paradero de Ordarvis Eduardo Castillo Álvarez, El Davi, otro de los participantes del ominoso crimen, caso por el que también figuran dos personas detenidas entre ellas un taxista de apellido Polanco y un adolescente llamado Cara e`Laja.

En otro hecho registrado en la urbanización La Caldera la Brigada Contra Hurto y Robo de Vehículos logró sacar de circulación a cuatro miembro de la banda Los Galíndez, importante organización delictiva que se dedicaba al robo y hurto de vehículos en la zona oeste de la ciudad.

Por su parte también en procedimientos distintos realizados por la Subdelegación de San Juan se encuentra la localización de dos miembros de la banda El Antoni de Palavecino, ellos también se enfrentaron a las autoridades.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios