Sesión extraordinaria de la OEA cerró sin decisión sobre Venezuela

Karol Suárez Aponte/Brian Vidal | Foto: Archivo |

Este martes, la Organización de Estados Americanos (OEA) lleva a cabo la sesión extraordinaria en donde tratarán sobre la crisis en Venezuela, luego de la solicitud hecha por 18 países del grupo. Al final del encuentro, no hubo acuerdo ni decisión entre los miembros del Consejo Permanente, dos de los cuales decidieron retirarse por la declaración del representante venezolano-.   

Previo al inicio de la sesión, Samuel Moncada representante de Venezuela, se opuso a la realización del Consejo Permanente, del mismo modo, Nicaragua y Bolivia manifestaron su rechazo a dicha acción ya que aseguran que hay una campaña sin precedentes contra el gobierno de Venezuela.

No obstante, el secretario de asuntos legales de la organización, aseveró que la reunión esta dentro del marco legal, “Aquí nadie ha hablado de intervención de un estado, solo se va a debatir la situación de un estado” explicó.

Aprobado el orden del día

“No hay base legal para continuar con esta reunión” afirmó Moncada, en repudio a proceder con la sesión, mientras que su homólogo argentino apoyó seguir el camino. Luego de un intenso debate sobre si se continuaría con la agenda, se sometieron a una votación.

Con 20 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones, se aprobó el orden del día. México tomó la palabra y lamentó que representación venezolana no haya querido comenzar hablando en el debate.

Debate

Por su parte, Canadá expresó que los estados miembros deben unirse para buscar una solución a la crisis que atraviesa Venezuela. “Debemos promover la democracia, es un compromiso de todos, ningún estado debe sufrir demora en elecciones” alertó.

“Las elecciones deben tener como prioridad a sus ciudadanos y el diálogo solamente funciona si todas las partes están involucradas en encontrar soluciones” explicó la representante de Canadá, quién además, dijo que la OEA debe seguir examinando nuevas opciones para restituir los principios democráticos en Venezuela.

En ese sentido, Costa Rica intervino y aclaró “quienes estamos en este foro, deseamos ver a Venezuela crecer en todos sus ámbitos, nos angustia las reiteradas amenazas sobre el principio de separación de poderes en Venezuela”.

Perú hizo énfasis en la crisis política, humanitaria y escasez de alimentos y medicinas, “Los acuerdos del dialogo no han encontrado soluciones a las tensiones sociales que vive el país” dijo, del mismo modo, Panamá apostó por una salida democrática ante la crisis.

Una postura opuesta a las anteriores fue la de El Salvador, quién no apoyó el informe presentado por Luis Almagro, al alegar que todo apoyo que se le brinde a Venezuela, debe contar con el consentimiento previo de ese estado.

Jamaica respaldó cualquier iniciativa que forzaría un diálogo hacia una solución pacífica y propuso invitar a mediador del diálogo en Venezuela, al Consejo Permanente de la OEA para que informe la evolución de proceso.

Por otro lado, México tocó el tema de la pronta liberación de presos políticos y la convocatoria a elecciones, además resaltó que la “soberanía” no debe ser invocada para justificar alteraciones al orden democrático en el hemisferio y sugirió evaluar mensualmente evolución de la situación en Venezuela.

Chile pidió al gobierno venezolano, “diálogo con pasos concretos y definidos”, al contrario de Haití, que tildó como un “rumor” la situación de Venezuela, ya que no han podido leer el informe del secretario general.

Colombia, vecino del país en cuestión, dijo que ningún miembro de la OEA debe mantenerse indiferente ante la crisis que atraviesan los integrantes del organismo, “Se debe evaluar con propiedad toda la información relativa al tema que nos preocupa, construir una opinión común” explicó.

El tópico de los presos políticos fue puesto en la mesa nuevamente por el país colombiano, que exigió la inmediata liberación y se garantice la funcionalidad de la Asamblea Nacional, también, se unió a las naciones que respaldan el diálogo, y dijo que ninguna negociación puede avanzar si las partes se levantan constantemente de la mesa. “La cantidad de venezolanos que vemos inmigrando es muestra de la difícil situación en Venezuela” anunció.

De la misma forma, Uruguay defendió las conversaciones entre gobierno y oposición, y Guatemala expresó sus mejores deseos al gobierno de Nicolás Maduro y sus habitantes, al apostar por un diálogo como última instancia para la solución.

Argentina reiteró su apoyo al diálogo siempre y cuando se respeten los acuerdos, y exigió que en Venezuela se garantice una real separación de poderes.

Al mismo tiempo, Estados Unidos pidió al gobierno de Maduro aceptar la ayuda que le brinda la OEA, “El tipo de deterioro que hemos visto hasta ahora en Venezuela nos afecta a cada uno de nosotros” advirtió.

El país norteamericano denunció que al parecer existe una alteración del orden constitucional y el rechazo notorio del Ejecutivo a la AN.  “Debemos actuar con urgencia y claridad, la OEA está en la mira del mundo” recordó.

Igualmente, sugirió enviar una comisión a Venezuela para entrevistarse con las diferentes partes y hablar sobre la crisis. República Dominicana acogió el diálogo y aseguró que dará frutos en el futuro. Brasil por su parte, dijo que la crisis les afecta directamente.

La siguiente intervención correspondió a Paraguay, que hizo mención a la liberación urgentemente del preso político Leopoldo López, y llamó a las instituciones a respetar las decisiones tomadas por la AN.

Con respecto a la suspensión de Venezuela de la OEA, Barbados no respaldó dicho panorama porque creen que existen otros medios para solucionar la situación.

Uno de los responsables en llevar el tema de Venezuela a la OEA, fue el secretario general Luis Almagro, quién intervino brevemente durante el debate, y se sumó a los países que exigieron separación de poderes en el país caribeño, liberación de presos políticos y respeto a la AN, además de catalogar de “pasos gigantescos” los dados por la organización.

Al finalizar la sesión, Bolivia y Nicaragua rechazaron todo lo debatido durante el Consejo Permanente y México tomó la palabra una vez más, para proponer que todos los estados trabajen en las próximas acciones para atender la necesidad de pueblo y gobierno de Venezuela.

Lea también: Samuel Moncada: “Venezuela necesita tanto a la OEA como México el muro” #28Mar

Almagro aseguró que la OEA ha dado “pasos gigantescos”

Florido en la OEA: Venezuela quedó muy mal con el provocador que mandó la cancillería #28Mar

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios