Docentes de la UNEY analizaron el mito de María Lionza

Prensa UNEY |

“María Lionza representa un mito vivo y está presente en el inconsciente colectivo”, esta afirmación formó parte del abordaje ofrecido por docentes e investigadores de la Universidad Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY) en un foro organizado por la biblioteca “Elisio Jiménez Sierra” de esta institución.

La actividad, denominada: “El mito de María Lionza y su influencia en el estado Yaracuy”, corresponde a la programación anual que lleva a cabo la coordinación de la biblioteca de la UNEY, a cargo de Jessica Carrasco, con el fin de reflexionar y analizar lo que representa desde lo mítico esta manifestación que es conocida dentro y fuera de nuestro país.

Los docentes Orlando Barreto, José Luis Ochoa, Maribel Camacho, José Romero y Andrés Fernando Rodríguez intercambiaron puntos de vista desde lo histórico, filosófico, sociológico, psicológico, geográfico, cultural, artístico y académico durante sus intervenciones en las que participaron además estudiantes y personal de la institución.

Barreto, además de docente y cronista del municipio Independencia, ha sido uno de los pilares en la investigación que ha desarrollado la UNEY sobre este fenómeno y su esfuerzo en el reconocimiento como patrimonio inmaterial y cultural. Inició el foro con una explicación sobre la complejidad que para él significa el mito de María Lionza, haciendo énfasis en el trabajo del yaracuyano Gilberto Antolínez, precursor del estudio de las etnias americanas y de la historia de María Lionza.

“Antolínez reúne una visión transdisciplinaria del estudio de María Lionza en el que intervienen diversas disciplinas como la antropología, convirtiéndolo en un relato interpretativo y simbólico”, dijo Barreto.

Reafirmó que el mito de María Lionza es complejo y en el versan tres elementos fundamentales como son el mito, el rito y la devoción, estos dos últimos son los que se han extendido dentro y fuera de todo el estado.

Por su parte, el profesor Ochoa hizo un análisis comparativo de esta figura con deidades de otras culturas míticas, especialmente la griega y la romana, así como una síntesis sobre su influencia en la evolución histórica-política de nuestro país.

Para Camacho dentro de los elementos que rodean a María Lionza, en las últimas décadas ha prevalecido el culto, el cual ha banalizado el mito por las prácticas religiosas. Sin embargo, dice ella, que este se revaloriza en la literatura, en la escultura, el teatro, la fotografía, la música y otras artes.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios